ACEITES

Un coche te puede salir bueno o malo, sin embargo, ¿sabías que la mayoría de las averías que se registran son consecuencia de un mal mantenimiento?

No es la primera vez que hablamos del aceite de motor y en cierto modo es que cada cierto tiempo hay que recordar la importancia que tiene este producto en tu mecánica. Si crees que lo más importante que hace el aceite de tu motor es lubricarlo, estás equivocado.

Además de formar una película sobre las superficies metálicas de vital importancia y de esta manera “separarlas” para reducir la fricción y el desgaste, la película de aceite también actúa como un amortiguador, sirve como refrigerante para las piezas del motor críticas tales como los cojinetes del cigüeñal o el tren de válvulas pero además, te ayudará a tener un menor consumo de combustible.

El aceite también ayuda a prevenir la oxidación y la corrosión en el interior del motor y mantiene las superficies limpias disolviendo y llevándose los depósitos de suciedad y posibles deshechos de desgaste al filtro de aceite que tratará en la medida de lo posible de filtrar el aceite del circuito y devolverlo libre de impurezas.

¿LO MÁS IMPORTANTE QUE DEBO SABER?

Uno de los puntos más importantes que debemos saber sobre el aceite es la viscosidad, y para ello debemos tener en cuenta las recomendaciones del fabricante (etiqueta). Cuando hablamos de la viscosidad nos referimos a la facilidad con que el aceite trabaja y fluye a una temperatura específica.

Por lo tanto, un aceite ligero trabaja mejor en frío y reduce la fricción mientras que uno más viscoso es mejor a la hora de mantener la resistencia de la película y la presión del aceite a altas temperaturas.

© Copyright 2018 Mayorista Canarias S,L.